1.- DIVERSAS ACTIVIDADES SOLIDARISTAS; De acuerdo con el artículo 4 de la Ley 6970, además de la custodia y administración del ahorro y aporte patronal de sus asociados, la asociación puede realizar todo tipo de actividades mercantiles, sociales, espirituales, culturales, científicas y deportivas, siempre y cuando no se comprometan los recursos para la liquidación de ahorros y aportes patronales de quienes se retiran de la asociación.

Consecuentemente, puede establecer negocios con terceras personas, sean físicas o jurídicas como medio para mejorar y dignificar el estilo de vida de los asociados y sus familias

2.- PATENTES Y OTROS PERMISOS: La asociación solidarista que realice actividades mercantiles deberá cumplir con los permisos de salud, patentes y otros requisitos que le correspondan de acuerdo con la legislación tributaria y otros relacionados con la jurisdicción municipal en que se ubica.

3.- DONACIONES A LA ASOCIACIÓN SOLIDARISTA Según el artículo 18, inciso c), de la Ley 6970, la asociación tiene capacidad jurídica para recibir donaciones, las cuales pasan a formar parte del patrimonio de la asociación. El donante puede poner condiciones en cuanto al uso del bien en cuestión, las cuales deberán ajustarse a las cláusulas establecidas al respecto en el Código Civil, artículos 292, 1396, 1390 y 1404.        

4.- CONTRATOS CIVILES Y MERCANTILES: La asociación solidarista no tiene fines de lucro, pero para mejorar las condiciones de vida de los asociados y sus familias, puede realizar contratos civiles y mercantiles con personas físicas o jurídicas, y las utilidades que obtenga serán distribuidas entre sus afiliados en forma proporcional al ahorro y aporte patronal. Estos rubros son un patrimonio social que administra la asociación y pertenecen a los asociados, a quienes se les entrega al momento de salir de la asociación, según los artículos 20 y 21 de la Ley 6970

1.- PERMISO DE LA EMPRESA SIN GOCE DE SALARIO: Si el asociado o la asociada tiene un permiso sin goce de salario, se mantiene la obligación del ahorro laboral, que debe ser pagado directamente en la oficina de la asociación, aunque no esté recibiendo el aporte patronal, a lo cual la empresa no está obligada durante el tiempo de la suspensión de la relación laboral. Debe evitarse el atraso de seis cuotas de ahorros, para que la persona no pierda su calidad de asociada, según el artículo 24 de la Ley 6970. Mientras disfruta del permiso que le concedió la empresa, la persona asociada mantiene sus deberes y derechos dentro de la asociación.                                                                                                       

2.- DEREHOS ECONOMICOS DE LA PERSONA SOLIDARISTA QUE FALLECE: Según el artículo 21, párrafo segundo del inciso d), de la Ley 6970, todas las sumas de dinero por cualquier concepto –ahorros, aporte patronal, rendimientos y otros-, administrados y custodiados por la asociación a nombre de quien fallece, deben depositarse en el Juzgado de Trabajo correspondiente , para que este despacho, de acuerdo con el artículo 85 del Código de Trabajo, defina los legítimos herederos que tienen derecho a esos recursos. De manera que el documento que firman los asociados designando beneficiarios carece de legalidad y no deben entregarse dineros a esas personas con base en ese documento, ya que si así se procediere se corre el riesgo de tener que cancelar doblemente esos montos si apareciera otra persona con más derecho a obtener esos dineros. Tampoco es válido hacer entrega de esos fondos con base en un testamento, ya sea en escritura pública o privada, por cuanto en el manejo de esos recursos debe prevalecer la ley especial que los rige, como lo es la Ley 6970.              

3.- AHORRO NAVIDEÑO: No se violenta el inciso c) del artículo 8 de la Ley 6970, si la asociación recauda ahorro navideño de personas de la empresa no asociadas, pues es un servicio que no es propio y exclusivo de los asociados. Ese ahorro no es generador de excedentes, ni puede ser tomado en cuenta para el otorgamiento de créditos y otros servicios.           

4.- LIQUIDACION DE APORTE PATRONAL NO GIRADO POR LA EMPRESA: Si la asociación debe liquidar el aporte patronal a quien se retira y la empresa no ha girado los montos correspondientes, la persona afectada debe gestionar directamente ante el patrono el pago de ese rubro, sobre el cual la asociación no debe pagar excedentes, pues no ha generado utilidades, por no haber sido administrado por la organización. En caso de que sus gestiones no den el resultado deseado, el ex asociado podría sentar las responsabilidades ante los tribunales de justicia.                  

5.- CESANTÍA TRASLADADA POR ERROR A LA ASOCIACIÓN SOLIDARISTA: Si la institución, por acuerdo de convención colectiva, traslada a la asociación solidarista los fondos de cesantía del personal y por error giró montos por ese concepto a nombre de funcionarios que no les cubre esa negociación, dichas sumas deben ser devueltas a la entidad, por cuanto un error no genera derecho alguno.                     

6.- APORTE PATRONAL DE EMPLEADOS PUBLICOS: Si una persona solidarista de una institución pública se traslada a otra entidad similar y en esta hay asociación solidarista, dicha persona puede solicitar que le giren a esa asociación los fondos del aporte patronal o que devuelvan ese monto si decide no afiliarse.

No es aplicable a los solidaristas del sector público lo que dispone el artículo 586 del Código de Trabajo, de devolver al Estado ese aporte, por cuanto esté ya es propiedad del trabajador, regido por la Ley 6970.

En todo caso, la asociación deberá entregar a la persona ex asociada todos los fondos que le pertenecen, aun cuando pase a trabajar a otra institución estatal.

7.- ENTREGA DEL APORTE PATRONAL AL BENEFICIARIO: este fondo pertenece a la persona asociada, pero siendo un adelanto al derecho a la cesantía, según el artículo 18, inciso b), de la Ley 6970, solo se entrega cuando dicha persona haya finalizado la relación laboral. Así lo ratifica la Sala Segunda en su voto 2002-0373, del 26 de julio de 2002, y la Sala Constitucional en su voto 2007-007601, del 31 de mayo de 2007.

De manera que si se hace entrega de ese aporte antes de que la persona asociada salga de la empresa, aunque el patrono, la asociación y el beneficiario estén de acuerdo, se incurre en un vicio de nulidad absoluta, so pena  de que la junta directiva deba asumir una responsabilidad administrativa y civil.

Tampoco y por ninguna circunstancia, el aporte patronal debe devolverse a la empresa, pues los recursos correspondientes a ese rubro pertenecen al trabajador asociado y se mantienen en administración y custodia de la asociación, para entregarlos a quien corresponda cuando cese la relación laboral

8.- PRESCRIPCION DE DERECHOS ECONOMICOS DEL EXASOCIADO: Según el voto 2002-00373, de la Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia, se aplican a la asociación solidarista los principios de Derecho Laboral en razón de que la existencia de esa organización solo se da dentro de una empresa. Por lo tanto, para los derechos económicos no reclamados por un ex asociado o ex asociada se rige el período de prescripción de un año, conforme lo establece el artículo 418 (antes 602) del Código de Trabajo. La asamblea o la junta directiva decidirán el destino de esos fondos no reclamados.                                               

9.- PAGO TOTAL DE LA CESANTIA POR MEDIO DE LA ASOCIACION SOLIDARISTA: No hay problema legal alguno para que el patrono que así lo desee pague traslade a la asociación solidarista el monto correspondiente al total de la cesantía para los empleados solidaristas que estén próximos a pensionarse, estableciendo las condiciones que la empresa considere del caso, las cuales lógicamente no deberán afectar lo referente al aporte patronal.          

10.- PAGO DE DERECHOS ECONOMICOS DE LA PERSONA DECLARADA EN ESTADO DE INSANIA: En principio solamente el curador podrá tomar decisiones por su representada, la persona asociada declarada en estado de insania, pero en procura de beneficiar a dicha persona y en base a los principios solidaristas, podría entregarse a los familiares los derechos económicos de la ex asociada, siempre que lo soliciten por escrito sus familiares y de muestren el beneficio que van a tener esa persona.

11.- DERECHOS ECONOMICOS DEL SOLIDARISTA QUE RENUNCIA Y CONTINUA EN LA EMPRESA CON NUEVO CONTRATO LABORAL: Si un asociado solidarista renuncia a la empresa y esta le liquida los derechos laborales que le corresponden, la asociación debe liquidarle también los derechos económicos a dicha persona, como lo establece el inciso b) del artículo 21 de la Ley 6970, aunque aquella continúe laborando para el mismo patrono con un nuevo contrato laboral.    

12.- INCUMPLIMIENTO DEL PATRONO EN LA ENTREGA DE APORTE PATRONAL, AHORRO DE ASOCIADOS Y OTRAS DEDUCCIONES: De acuerdo con el artículo 18 de la Ley 6970, la empresa debe girar a la asociación el aporte patronal y el ahorro a más tardar tres días después de haber efectuado las deducciones; igual aplicaría para otras deducciones autorizadas por los asociados. De no hacerlo, pondría a la asociación en difícil situación de solvencia  para sus operaciones corrientes de servicios a los asociados y, consecuentemente, sin posibilidades de rentabilidad de esos recursos.

Lo anterior obliga a la junta directiva de la asociación a adoptar acciones de solución ante ese problema, primeramente, dialogando con el patrono para lograr que gire esos dineros  y, si la situación persiste, tendría que recurrir a la vía judicial. De no obtenerse resultados positivos de esa gestión, obligaría a la disolución de la asociación, lo que implicaría que sería el curador designado por la autoridad judicial quien realice todas las gestiones tendientes a la recuperación de esos dineros.

 

1.- DECLARACION DE NULIDAD DE UN ACUERDO DE ASAMBLEA: La declaración de nulidad de acuerdos de asambleas es atribución de un órgano jurisdiccional, o sea por el juzgado respectivo. El Ministerio de Trabajo podría no inscribir acuerdos porque detectó vicios de nulidad, pero no puede declarar la nulidad de los mismos, porque esa es una acción exclusiva de los tribunales de justicia.

Según el artículo 41 de la Ley 6970, la acción de nulidad podrá presentarla cualquier número de asociados dentro del mes siguiente en que se adoptó el acuerdo en cuestión.

2.- DIA LIBRE PARA LA CELEBRACION DE LA ASAMBLEA: En la Ley 6970 no se establece disposición alguna al respecto, por lo que no existe obligación legal para el patrono de otorgar día libre para la asamblea de la asociación solidarista. Lo recomendable es lograr que el ente patronal, en forma voluntaria y de colaboración, pueda darles el tiempo y el espacio para facilitar la asistencia a la asamblea del mayor número de asociados y asociadas.

Si existe autorización del patrono para que todos los asociados asistan a la asamblea, esta puede ser convocada. Pero si no se da esa autorización a la totalidad de asociados, en razón de que algunos por compromisos laborales no pueden asistir, estos eventualmente podrían pedir la nulidad de los acuerdos tomados.            

3.- VOTO DIGITAL: Según el artículo 39 de la Ley 6970, “en la toma de decisiones cada asociado tendrá derecho a voz y voto. Ninguno podrá hacerse representar por otra persona, asociada o no, en asambleas generales”. Las resoluciones en asambleas deberán tomarse con más de la mitad de los miembros presentes, en el caso de las ordinarias, artículo 34, por más de las dos terceras partes de los miembros presentes en el caso de las extraordinarias, artículo 35, ambos artículos de dicha Ley.

El uso del voto digital en nada desvirtúa la norma citada, pues la votación sigue siendo presencial. Diferente sería que el voto digital se realizara previo a la asamblea, con lo que se corre el riesgo de un vicio de nulidad de los acuerdos tomados.

4.- NOMBRAMIENTO DE LA PRESIDENCIA: Si en una asamblea ordinaria no se logró el nombramiento de la persona para el puesto de la presidencia, debe convocarse a una nueva asamblea ordinaria para resolver ese punto específico, con el voto de más de la mitad de los presentes. Esa asamblea debe realizarse a la brevedad posible, ya que la asociación no puede estar acéfala.                                                                                         

5.- INGRESO DE ASOCIADOS A LA ASAMBLEA: el asociado tiene derecho a ingresar a la asamblea en el momento que lo considere conveniente y tomará la asamblea en el estado en que se encuentra a la hora de su incorporación a la misma. Por lo tanto, no deben cerrarse las puertas del recinto de la asamblea en ningún momento de su desarrollo.

6.- ACUERDO DE CAPITALIZACION DE EXCEDENTES: Si la asamblea adopta el acuerdo de capitalizar un porcentaje de excedentes, ningún asociado puede capitalizar un porcentaje distinto, pues estaría en contra de un acuerdo de asamblea general que obliga a todos los integrantes de la asociación según el artículo 40 de la Ley 6970 y contradice el principio de igualdad que se consigna en el artículo 7 de esa misma Ley

7.- PUEDE UN INTERESADO POSTULARSE A SI MISMO PARA UN PUESTO DIRECTIVO: Sí puede, pues el derecho pues el derecho a ser electo para un puesto de junta directiva y fiscalía es de carácter fundamental protegido por la Constitución Política, por lo que la misma persona o un tercero pueden postular la candidatura. Solamente deben tenerse presente las prohibiciones contenidas en el artículo 14 de la Ley 6970-.

8.- POSTULACION DE CANDIDATURA DE UN ASOCIADO AUSENTE: sí podría ser posible siempre y cuando la persona no se encuentre dentro de las prohibiciones del artículo 14 de la Ley 6970 y que la persona de que se trate haya dejado un documento escrito, mediante el cual haga constar que acepta tanto la postulación, como el cargo para el cual haya sido electo. En cuanto a la juramentación de la persona así electa, como se trata de un acto de solemnidad y no de legalidad, no hay problema alguno para ejercer legalmente el cargo.                                                                           

9.- INFORMES DE JUNTA DIRECTIVA EN ASAMBLEA GENERAL: Puede darse el caso de que la asamblea no apruebe los informes de presidencia o tesorería, para lo cual, como no hay ningún tipo de sanción, la secretaría consignará en el acta respectiva tal desaprobación, para las futuras decisiones que adopte la organización y para los reclamos posteriores que tengan los asociados.                    

10.- CUMPLIMIENTO DE PARIDAD DE GENERO EN JUNTA DIRECTIVA: La junta directiva será nombrada de acuerdo con el artículo 42 de la Ley 6970 y el respectivo estatuto y, según la Ley 8901, debe procurarse la participación de hombres y mujeres, de manera que la diferencia entre ambos sea de una persona. Si en la asamblea no se logró cumplir con ese requisito, mediante declaración jurada, autenticada por notario público, hay que consignar en el acta que se brindó la oportunidad para que hombres y mujeres se postularan a los cargos y que, a pesar de la información que se dio, incentivando la participación de ambos géneros, no se recibieron las postulaciones deseadas.

1.- AFILIACION DE PERSONAL SIN DERECHO A CESANTÍA: Según la Procuraduría General de la República, pueden afiliarse a la asociación solidarista las personas contratadas por tiempo definido, temporal, de interinato, de confianza, a pesar de que no tengan derecho a la cesantía.                                                                       

2.- LIMITACIÓN DE DERECHOS A ASOCIADOS: No es violatorio limitar, mediante reglamento aprobado por la junta directiva, el derecho a ciertos servicios y beneficios extra para asociados que mantienen una determinada situación, como quienes no tengan continuidad en calidad de tales, siempre que no se limiten derechos fundamentales, entre estos la afiliación y desafiliación, recibir excedentes, formar parte de órganos directivos y de fiscalía. La reglamentación que así se emita debe orientarse bajo el principio de que no puede tratarse como iguales a persona de diferente condición.    

3.- DERECHO DE AFILIACION A PROVEEDORES DE SERVICIOS DE LA ASOCIACION: Si esas personas tienen la misma relación laboral con la empresa que el resto de los asociados, tienen derecho a afiliarse y, por su parte, la junta directiva, podría establecer condiciones para evitar conflictos de intereses.                                         

4.- AFILIACION Y DESAFILIACION: aunque es un derecho fundamental, no es automático, sino que debe seguirse el procedimiento de aceptación de la junta directiva y, lo que, al respecto, se haya establecido en el estatuto orgánico de la asociación 

 5.- PLAZOS PARA AFILIACIÓN Y REAFILIACION: No deben establecerse plazos para afiliación y re afiliación, porque se violenta el derecho de asociación garantizado por el artículo 25 de la Constitución y el artículo 7 de la Ley 6970.       

6.- EXPULSION DE UN ASOCIADO: La única causal para que una persona asociada sea expulsada de la organización, mediante el debido proceso, es la aplicación del artículo 24 de la Ley 6970, por el no pago por parte de quien se trate de seis cuotas o que desautorice al patrono para que deduzca su ahorro del salario y no lo pague personalmente.

7.- DERECHO DE LOS AFILIADOS A OBTENER INFORMACION DE LA ASOCIACIÓN: El derecho de los asociados y asociadas a obtener información de su organización no es irrestricto, pues el artículo 33 de la Ley 6970 establece plazo y situación para conocer los informes anuales de la asociación.  En otro orden de cosas, puede limitarse el suministro de información que eventualmente vaya a ocasionar daños a la asociación o violente el derecho

a la intimidad de integrantes de la misma y que, además, se tenga presente la Ley No. 8968, de Protección a la Persona.

8.- PARTICIPACION DE ASOCIADOS EN RIFAS DE LA ASOCIACION: Se la asamblea toma un acuerdo para realizar rifas, según el artículo 41 de la Ley 6970, es un acto legal y vinculante para todos los asociados presentes, ausentes y disidentes.

9.- ASOCIADOS SIN APORTE PATRONAL: Como se trata de asociados que reciben el aporte patronal en otra asociación de la misma institución, las personas afectadas deben gestionar el traslado de dicho aporte a la organización que está en su centro de trabajo. De lo contrario, los asociados deben renunciar o la asociación procedería a su expulsión, mediante el procedimiento legal correspondiente.     

1.- CAMBIO DE SEDE DEL ENTE PATRONAL:

Esa decisión no afecta el contrato laboral, a excepción de que ese cambio incida negativamente en elementos esenciales del contrato, ante lo cual el trabajador puede dar por finalizada la relación laboral con responsabilidad para el patrono y, por ende, su condición de asociado, con la obligación de la asociación de liquidarle sus derechos económicos. 

2.- CAMBIO DE RAZON SOCIAL DE LA EMPRESA:

Si la empresa o institución cambia de nombre, debe realizarse la asamblea extraordinaria para modificar el artículo correspondiente de los estatutos de la asociación sobre el nombre de la misma, y presentar el acta al Ministerio de Trabajo con la certificación de la nueva personería de la empresa.                                                        

1.- SERVICIOS PROFESIONALES: No hay relación laboral. a) Con prórroga expresa, cuya renovación debe hacerse extendiéndose la vigencia. b) Con prórroga tácita, cuando no han renovado el contrato y las partes continúan la relación de servicios, con las mismas condiciones y efectos jurídicos del contrato original.

Si la asociación necesita contratar notarios públicos y peritos, debe garantizarse la imparcialidad de esos profesionales, por lo que han de ser personas ajenas a la organización. Importante que exista un reglamento específico, emitido por la junta directiva, que contenga esos y otros aspectos que se consideren necesarios.

En estos casos, de conformidad con la legislación tributaria, debe retenerse el 2% sobre los honorarios profesionales por concepto de renta a favor de la Hacienda Pública.

2.- CONTRATO LABORAL: Aunque no haya contrato escrito, la continuidad en la prestación de servicios da vigencia al contrato, bajo el principio de supremacía de la realidad, con todos los derechos consignados en el Código de Trabajo, siempre que se den los tres principios básicos para este tipo de relación laboral: 1) Remuneración, 2) Servicios personalizados y 3) Subordinación jurídica.

3.- RUPTURA DEL CONTRATO LABORAL POR TIEMPO INDEFINIDO: si es de parte de la persona trabajadora, esta se obliga a conceder o pagar el preaviso a favor de la empresa. Si es por parte del patrono sin causa justa, este debe conceder o pagar el preaviso y la cesantía, conforme lo establece el Código de Trabajo, en sus artículos 28 y 29.                                      

4.- DERECHOS LABORALES MINIMOS: en toda relación laboral deben reconocerse los derechos mínimos establecidos en el Código de Trabajo, sin perjuicio de beneficios adicionales que conceda el patrono, los cuales se convierten en derecho adquirido para el trabajador. 

1.- CALCULO DE EXCEDENTES SOBRE AHORRO MENSUAL Y APORTE PATRONAL: de acuerdo con el artículo 9 de la Ley 6970, ese cálculo debe hacerse con base en el ahorro y el aporte patronal de los asociados y, según el voto 2009-001068 de la Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia, del 23 de octubre del 2009, en ese cálculo ha de tomarse en cuenta el aporte patronal en custodia de ex asociados que continúan trabajando en la empresa, el cual deber serles entregado cuando se distribuye a los asociados.

Igual procedimiento debe hacerse con el ahorro y el aporte patronal que mantiene en la asociación la persona que esté disfrutando de un permiso de la empresa sin goce de salario.

Es importante aclarar que para ese cálculo se toma en cuenta el ahorro mensual fijo que hacen los asociados según el porcentaje establecido en el estatuto orgánico de la asociación. Consecuentemente, no debe incluirse para ese cálculo ningún otro tipo de ahorro adicional que realicen los asociados, ya sea extraordinario, navideño, vacacional u otros similares.

Conforme al artículo 27, inciso b), de la Ley 6970, la distribución de excedentes se resuelve en asamblea general ordinaria, ya sea en la anual ordinaria de la asociación o en una específica que se realice en otra fecha, dentro del período administrativo de la organización.

La metodología para el cálculo de excedentes debe definirla la junta directiva.

2.- IMPUESTO SOBRE EXCEDENTES  : De conformidad con la Ley del impuesto sobre de la Renta, la asociación debe retener el 5%de los excedentes declarados como único tributo, y enterarlo en el Banco Central de Costa Rica en los siguientes quince días del mes siguiente a la declaración de esos excedentes. La asociación como tal está exenta del pago de impuestos.

1.- ESTATUS DEL FISCAL: Como lo establece la Ley 6970, en su artículo 51, la persona que sea nombrada para ese cargo puede ser o no asociada. De manera que no debe condicionarse, aunque sea por estatuto, a que, para optar por el puesto de fiscalía, la persona interesada o propuesta deba ser asociada. Aquí prevalece la supremacía de la ley sobre el estatuto y una disposición de ese tiene vicios de nulidad.                 

2.- QUORUM PARA REUNIONES DE JUNTA DIRECTIVA: De acuerdo con el artículo 46 de la Ley 6970, la junta directiva sesionará legalmente cuando se encuentre la mitad más uno de sus integrantes. Si se trata de cinco miembros, el quórum será de tres asistentes, si los integrantes son siete, el quórum será con cuatro de ellos. Dictamen del Ministerio de Trabajo DAJ.AE337, 1998

3.- REGLAMENTO DE ELECCIONES: Según se consigna en el artículo 49 de la Ley 6970, es atribución de la junta directiva emitir los reglamentos de la asociación. De manera que si un reglamento –como el Reglamento de Elecciones- fue aprobado por la asamblea es una disposición incorrecta e ilegal, lo cual debe informarse a ese órgano y dejar claro que en lo sucesivo solo la junta directiva está facultada para emitir los reglamentos que se requiera.

Si no existiere reglamento de elecciones, el comité electoral definirá la forma de votación y, si no se contare con ninguno de esos dos elementos, la asamblea, por simple mayoría (mitad más uno de los asistentes), podrá establecer el procedimiento para el nombramiento de quienes corresponda.                 

4.- REPRESENTACION PATRONAL IMPIDE FORMAR PARTE DELA JUNTA DIRECTIVA: El artículo 14 de la Ley 6970 establece que quienes tienen la representación patronal de la empresa o institución no pueden ser integrantes de la junta directiva de la asociación. En caso de duda, cuando alguna persona que sea nombrada como directiva tenga un puesto de nivel jerárquico superior, debe aportar un documento de la dependencia institucional o empresarial correspondiente (recursos humanos o departamento similar), mediante el cual se certifique que el cargo que ostenta la persona de que se trate no es de representación patronal.

Si a la persona que tiene la presidencia de la asociación le han sido otorgados ciertos poderes para actuar en nombre de la empresa o institución, con los cuales no está facultada para tomar decisiones de orden laboral y, por lo tanto, no tiene el carácter de representante patronal, no existe incompatibilidad con el cargo que tiene en la junta directiva y la mencionada representación.                                 

5.- RENUNCIA DE DIRECTIVO COMO ASOCIADO: La persona que renuncia como afiliada de la asociación y es integrante de la junta directiva de la misma, pierde la condición que, según el artículo14 de la Ley 6970, se requiere para continuar en ese cargo, aun cuando dicha persona presente de inmediato su solicitud de afiliación, pues según el voto 4258-2014 de la Sala Constitucional “no goza de todos los derechos como asociado por un período determinado”. Consecuentemente, solo la asamblea general en pleno podrá ratificar o volver a nombrar al asociado en el puesto que tenía en la junta directiva.

6.- REGLAMENTO DEL FONDO DE MUTUALIDAD: Si en la junta directiva de la asociación incurrió en el error de otorgar un beneficio del fondo de mutualidad a una persona que no correspondía, esa circunstancia no significa que otras personas cubiertas por ese programa pretendan que se les conceda un beneficio similar, ya que la situación que se presentó no genera derecho alguno. Es atribución de la junta directiva aplicar el reglamento tal como está establecido, sin separarse del criterio en que se fundamenta la norma para beneficiar a determinado asociado.  

7.- RECURSO DE REVOCATORIA DE RESOLUCIÓN DE JUNTA DIRECTIVA: De conformidad con el artículo 50 de la Ley 6970, un asociado que esté inconforme con un acuerdo de junta directiva que le afecte, tiene derecho a solicitar dentro del tercer día la revocatoria del mismo y dicha junta directiva deberá resolverla en la sesión siguiente en que recibió la petición. Al afectado deberá permitírsele las facilidades para presentar su apelación, dándole las audiencias requeridas y recibiéndole las argumentaciones necesarias. Después de esta gestión, lo resuelto por la junta directiva no tiene recurso de apelación, de manera que, si persiste la inconformidad del asociado, tendrá que recurrir a los tribunales de justicia.                   

8.- RESPONSABILIDAD DE LA JUNTA DIRECTIVA: De acuerdo con el artículo 42 de la Ley 6970, la junta directiva tiene la responsabilidad de dirigir y administrar la asociación solidarista. En consecuencia, es obligación de los integrantes directivos acatar las disposiciones de la ley mencionada, los estatutos de la organización, sus reglamentos, la legislación conexa y la jurisprudencia solidarista que se ha generado.

Por lo tanto, además de las normas citadas, debe cumplir con la reserva de liquidez que, por el 15% de todos los ahorros,  se estableció con la reforma a la Ley Orgánica del Banco Central de Costa Rica, invirtiendo esos recursos en títulos valores de dicha institución bancaria.

El no acatamiento a esas disposiciones pueden hacer incurrir a los miembros de la junta directiva en responsabilidades administrativas, civiles y penales, según sea el caso.

1.- GESTIONES DE COBRO: cuando deba procederse  a la vía judicial para un acto cobratorio, esa es una responsabilidad propia de la junta directiva de la asociación. Pero si la asamblea toma un acuerdo en ese sentido, cualquier arreglo de pago que proponga la parte demandada, debe ser conocido y resuelto en asamblea convocada al efecto.                           

2.- DERECHO DE FIADORES A OBTENER INFORMACIÓN SOBRE EL CREDITO QUE GARANTIZAN: Los fiadores pueden solicitar información sobre el estado del crédito que están garantizando. Si esos fiadores necesitan una certificación, deberán gestionarla por medio de un notario público, ya que la asociación no tiene la titularidad para emitir ese tipo de documento.

Una fianza no puede eludirse, a menos que se consienta en una novación de deudor-

Cuando la deuda esté garantizada por varios fiadores, los títulos valores podrán ser devueltos hasta la extinción total de la deuda.

3.- ILEGAL GARANTIZAR CREDITOS CON APORTE PATRONAL: en vista de que ese aporte, según el artículo 18, inciso b), de la Ley 6970, es considerado como un adelanto a la cesantía del trabajador asociado, está protegido por el artículo 30 del Código de Trabajo, en el sentido de que ese importe “no podrá ser objeto de compensación, venta o cesión, ni podrá ser embargado…” Por lo tanto, es totalmente ilegal tomarlo como garantía de préstamos que otorgue la asociación

4.- DEDUCCION EN EL SALARIO DEL SOLIDARISTA DE CUOTAS PARA PAGO DE PRESTAMOS: De acuerdo con el artículo 69, inciso k), del Código de Trabajo, la empresa está en la obligación de deducir del salario las cuotas que un deudor solidarista ha autorizado para amortización e intereses del crédito que recibió de la asociación. No hacer esos rebajos podría hacer incurrir al deudor en atrasos de pago que conllevaría complicaciones financieras.                   

5.- FORMALIZACIÓN DE UNA OPERACIÓN DE CREDITO: Esta gestión es un acto personalísimo, por lo que la persona interesada debe hacerla en las oficinas de la asociación destinadas al efecto. Con una práctica distinta se corre el riesgo de una solicitud de nulidad del documento correspondiente.     

6- PAGO DE CREDITOS CON EL AHORRO MENSUAL FIJO:  De acuerdo con el artículo 20 de la Ley 6970, el ahorro mensual fijo puede aplicarse al pago de una deuda con la asociación solidarista solamente en caso de que la persona salga de la organización. Si el monto adeudado es inferior al ahorro acumulado el saldo se entrega al ex asociado; si ese monto es superior a los ahorros, la diferencia se cobrará según la garantía brindada o el arreglo de pago que convengan junta directiva y ex asociado.      

7.- VARIACION EN LAS CONDICIONES DE CRÉDITO: No puede la asociación como acreedora variar en forma unilateral las condiciones de un préstamo concedidos, sino que debe pactarlas expresamente en documento que firmarán el deudor y los fiadores correspondientes.               

8.- ATRASOS EN EL PAGO DE CRÉDITOS: Si un deudor solidarista no puede pagar sus cuotas mensuales de amortización a los créditos hay tres opciones:1) Cobrárselas al fiador o fiadores. Si los fiadores fueren terceras personas, se hará el cobro con base en el pagaré o letra de cambio, pudiéndose embargar a esos fiadores, tanto salarios, como cuentas bancarias, bienes muebles e inmuebles. 2) Readecuar la deuda y la forma de pago, en consenso entre la asociación y el deudor. 3) Ejecutar por la vía judicial la garantía dada por el deudor, en caso de total negativa a pagar.                                      

9.- TRATO DIFERENCIADO EN CRÉDITOS DE QUIENES SE DESAFILIAN: Si una persona se desafilia y mantiene un crédito a favor de la asociación, a este se le aplica la diferencia de beneficios que establezca el reglamento mientras está fuera de la asociación. Si dicha persona se re afilia, adquiere el derecho a las condiciones que rigen para los asociados. Estos son aspectos que deben contemplarse en un reglamento que emita la junta directiva.

10.- DOCUMENTOS DE CREDITO: Si un documento de crédito hubiera sido mal confeccionado o que se haya extraviado, se elabora uno nuevo, debiendo garantizarse a deudor y fiadores de que el documento anterior haya sido devuelto o destruido, con lo cual se da certeza de que no vaya a ser utilizado para su cobro

11.- PAGOS EXTRAORDINARIOS: Un pago extraordinario que realice el deudor solidarista a la deuda que tenga con la asociación no significa una modificación del plazo de la operación o de otras condiciones, a menos que estas se pacten nuevamente en forma consensuada entre la junta directiva y el deudor.