Noticias

InicioActualidad SolidaristaEconomíaEconomista ve posible que propuesta de emitir bonos cero cupón planteada por CONASOL sea aplicada en otros gobiernos del mundo



Economista ve posible que propuesta de emitir bonos cero cupón planteada por CONASOL sea aplicada en otros gobiernos del mundo

La Confederación Nacional de Asociaciones Solidaristas (CONASOL), presentó en el Foro Multisectorial del Gobierno, una propuesta que consiste en que el Ministerio de Hacienda emita una serie de bonos cero cupón y los ponga a disposición de los inversionistas locales, como una alternativa en sus portafolios de inversión, misma que fue aprobada por las 70 organizaciones en dicho foro.

Actualmente el Gobierno de Costa Rica se financia en el mercado local por medio de bonos. Estos pueden pagar los intereses de manera periódica y a estos bonos se les llama cuponados, lo normal es que en periodos semestrales se paguen los intereses.

Además, existen los bonos cero cupón, como comúnmente se les conoce en el ámbito financiero, la modalidad de estos bonos es que se compran a descuento y pagan los intereses hasta el vencimiento. Estos, sin embargo, solo se emiten con vencimiento a un año.

“En el marco de la mesa de diálogo multisectorial que convocó el Gobierno de la República, CONASOL realizó una audaz propuesta para reducir la presión en el flujo de caja del Gobierno. La misma consiste en emitir bonos cero cupón pero a mayores plazos, incluso hasta diez años. Estos bonos serán demandados por grandes inversionistas de largo plazo como las operadoras de pensiones, la Caja Costarricense de Seguro Social y Jupema”, explicó Vidal Villalobos, economista y quien es parte del equipo técnico de CONASOL.

Según amplía Villalobos, el inversionista siempre recibirá sus intereses, pero al final del plazo de inversión, pero el Gobierno no tendrá que desembolsar los pagos periódicos de intereses. Esto desahoga de manera importante el flujo de caja del Ministerio de Hacienda.

“Con la propuesta hecha por los solidaristas se espera una reducción de al menos un 0,25% del PIB en el flujo de caja.

La idea fue acogida con entusiasmo tanto por diversos sectores de la mesa de diálogo como por el propio Gobierno. Al final fue aprobada por consenso, sin mayores inconvenientes u observaciones, lo que la destaca de otras opciones planteadas. Es más, la idea fue considerada por muchos participantes como novedosa.

Analistas internacionales que ya han conocido de la propuesta la han catalogado como sumamente innovadora por lo que no es de extrañar que esta sea aplicada por otros gobiernos del mundo”, concluyó el economista.




Vea También